show sidebar & content
Logo desplazados

El sector pesquero Un presente envejecido con un futuro ¿sostenible?

28-06-21J. Marcos y M.A. Fernández
esglobal (Foreign Policy)

La pesca y la acuicultura son claves para la alimentación de una humanidad en crecimiento constante y aquejada de subalimentación y malnutrición. Pero su vital importancia está lastrada por una compleja red de desafíos.

mundo desplazados.orgEl sector pesquero Un presente envejecido con un futuro ¿sostenible?
(esGlobal, 28-06-21)

¿Por qué somos feas? (1/3)

(BILBAO). La mirada ejemplifica la cosificación humana: los hombres miran a las mujeres, las mujeres aparecen observadas por los hombres. Ella es vista mientras él ve constitutivamente. Y así, la belleza social determina el modo en que es tratada cada mujer. Belleza social entendida no solo en su estrecha dimensión de fachada, un rostro y un cuerpo, sino como amalgama de imposiciones artificiales. La identidad es de esta forma construida artificialmente bajo una escala de dominación heteropatriarcal. “El destino de la mujer es ser en vista del varón”, escribió Ortega y Gasset, en El hombre y la gente.



Uno de los principales corsés que los hombres utilizan para dominar a las mujeres es la mirada, que se apoya sobre el aspecto exterior y acaba penetrando las entrañas del género, la clase y la raza, las tres dimensiones que tejen las corporalidades con madejas de poder. El modo en que la mujer singular aparece ante el etéreo panóptico de ‘lo macho’ determina la escala de valores que la rodea. Belleza y fealdad separadas por el abismo de la existencia. Porque únicamente lo bello merece ser vivido. Lo feo es abominable, repulsivo, repelente. Desechable. No es casual que la palabra ‘feo’ provenga del latín foedus, que significa fétido, impuro. O sea, horripilante. Es decir, prescindible.



A lo largo de la historia, el objeto de lo que posteriormente se denominaría ‘estética’ ha girado en torno a la belleza como perfección sensible e individual. Y para poder explicar la fealdad, se ha recurrido a su contraste. Hegel, por ejemplo, entendía que “lo feo es una distorsión” (Lecciones sobre la estética). La fealdad ha sido comprendida como la privación de la belleza. Es por eso u-tópica (del griego topos, lugar, precedido de la partícula de negación), en el sentido de carecer de lugar frente a la belleza. Se da allende sus límites, en una relación de oposición que implica una disyunción excluyente: lo feo es sencillamente la negación de la belleza. Pero ¿qué es lo feo más allá de la estética? ¿Quién encarna la fealdad? ¿Por qué somos feas?



En el fondo, lo que está en juego son las posibilidades de existencia. La belleza merece ser celebrada y bien vivida; la fealdad ni siquiera puede ser llorada. La traslación de la estética a las feas como distorsión de la belleza impuesta por la mirada masculina es automática: las mujeres terminan convertidas en territorios conquistables. En esa producción de performatividades que conforma la mirada masculina, las mujeres (además de la naturaleza) aparecen como colonias interiores del capitalismo, que las explota una vez convertidas en recursos. Algo similar sucede con las colonias exteriores, encarnadas por los orientes y por los sures, también por las periferias.



Parménides lo condensó filosóficamente: el ser es, el no-ser no es. Su máxima ha sido replicada bajo muy diferentes versiones por otros pensadores, que vienen a apuntar en la misma dirección: el hombre (y sus creaciones), Occidente y el Norte además del centro son. Punto y final. Al otro lado de la línea queda el no-ser, la fealdad. Aunque la realidad no se reduzca a lo existente, como enseña la sociología de las ausencias y las emergencias de Boaventura de Sousa Santos, esas violencias sistémicas son olvidadas por el gran relato del desarrollo.



[Lee aquí artículo completo, publicado en Pikara Magazine]

Los fondos de Europa ignoran la agenda feminista

junio 21J. Marcos
Pikara Magazine

El rescate NextGenerationEU pretende reconstruir las secuelas que deja la COVID-19. Europa dispone, los Estados y las comunidades autónomas proponen mientras las alianzas público-privadas ejecutan. Revisión feminista en este esquema multinivel.

mundo desplazados.orgLos fondos de Europa ignoran la agenda feminista
(Pikara Magazine, junio 21)

Entrevista Antonella Picchio

15-06-21M.A. Fernández
Pikara Magazine

“El sistema económico está en crédito con las mujeres”. La economista italiana Antonella Picchio expone sus teorías sobre la reproducción social y la distribución de la renta. “Las mujeres son pobres porque no las pagan por lo que hacen”, afirma.

mundo desplazados.orgEntrevista Antonella Picchio
(Pikara Magazine, junio 21)

Los interrogantes abiertos por Boaventura de Sousa Santos

junio 21J. Marcos
ACADEMIA

Profundización en las fronteras de Boaventura de Sousa Santos. Responsabilidad por las víctimas, desde el reconocimiento del otro plural como igual, siempre que la diferencia lo minusvalore, y como diferente, siempre que la igualdad ponga en riesgo su identidad.

mundo desplazados.orgLos interrogantes abiertos por Boaventura de Sousa Santos
(Revista de Filosofía de la Universidad de Costa Rica, junio 21)

Alianzas frente a los megaproyectos de allá y acá

junio 21M.A. Fernández
Pikara Magazine

El auge del extractivismo obliga a aprender de las resistencias de los pueblos de otros territorios y a establecer redes de apoyo y coordinación. Las generaciones futuras y qué territorios se pueden legar y en qué condiciones son parte del discurso compartido.

mundo desplazados.orgAlianzas frente a los megaproyectos de allá y acá
(Pikara Magazine, junio 21)

Face
Twitter