show sidebar & content
Logo desplazados

¿Cuánto gana un freelance? Una rima como respuesta

19/07/2014(LISBOA. PORTUGAL). Y mientras tanto el mundo sigue ahí, tan bruto, tan grosero, tan feo como de costumbre. En este sistema vale quien produce y gana, quien vende y gana, quien engaña y gana, quien roba y gana, quien juega y gana. Vale quien gana, sin importar cómo lo gana. ¿Cuánto gana un freelance? Prometo una rima como respuesta (que estabas muy gato). Todo calculado a la pieza:

  • Programa de hígados (lo llaman corazón): 800-1.000 euros
  • Trabajo pensado para formato mini-libro (un mes en exclusiva): 600 euros (que a última hora no publican y obliga juicio), ou seja, 0 euros
  • Late-night de opinólogos (los llaman expertos -en todo-): 400-600 euros
  • Mañaneo de eruditos (los mismos y siempre hombres): 300-400 euros
  • Reportaje de premio (una chapita y pa’casa): 200-300 euros
  • Artículo para medio extranjero o dominical (texto y fotos): 150-250 euros
  • Corresponsalía para publicación de ‘prestigio’: 80-150 euros
  • Investigación de 2 semanas, 3 idiomas y llamadas internacionales, para digital de ‘referencia’ (con titular mutilado): 80-100 euros
  • Crónica de guerra o desde una situación de conflicto: 50-80 euros
  • Foto ‘obligada’ (no encuentran alternativa en la güeb): 30-50 euros
  • Nota rápida: 15-30 euros
  • Imagen que surca los mares sin saberlo (lo llamo robo): 0 euros
  • 'Visibilidad' en el club de aprovechados, cada día con más socios (conmigo que no cuenten): 0 euros
Todo en bruto, oigan. Y ahora vas y me dices que no rima. En consonante: ‘euros’. Y en realista: aunque no sé si en miseria o en miserables. Fdo.: Uno que tiene la manía de pagar la barra de pan y la osadía de comer (aunque sólo sea de vez en cuando).

El director sigue reunido (o ha salido o no contesta)

28/11/2013(LISBOA. PORTUGAL). “El tema es potente, me gusta, pero sólo aceptamos las colaboraciones que vengan de parte de la dirección”. El editor supuso que inmediatamente después cejaría en mi empeño. Supuso mal. Ocho meses después el director sigue reunido (o ha salido o no contesta). Aun a riesgo de parecer anecdótico, hay otro gran culpable en el drama de las empresas de comunicación: los experiodistas declinados en editores de turno. Al servicio del dinero y al olvido del Periodismo, son máquinas de destruir: historias, ilusiones, crónicas, sueños, periodistas, entrevistas, gente. El filtro del Ejspañistán Times no sabe de calidades ni entiende de relevancias, sólo sirves si eres el hijo de o si has pagado el máster del grupo. No me lo explico. O sí. Por retomar el ejemplo clásico: el calor hace que los huevos se conviertan en pollos, pero no hay calor que sea capaz de convertir las piedras en pollos. El reportaje, por cierto, lo publicó un medio extranjero.(LISBOA. PORTUGAL). “El tema es potente, me gusta, pero sólo aceptamos las colaboraciones que vengan de parte de la dirección”. El editor supuso que inmediatamente después cejaría en mi empeño. Supuso mal. Ocho meses después el director sigue reunido (o ha salido o no contesta). Aun a riesgo de parecer anecdótico, hay otro gran culpable en el drama de las empresas de comunicación: los experiodistas declinados en editores de turno. Al servicio del dinero y al olvido del Periodismo, son máquinas de destruir: historias, ilusiones, crónicas, sueños, periodistas, entrevistas, gente. El filtro del Ejspañistán Times no sabe de calidades ni entiende de relevancias, sólo sirves si eres el hijo de o si has pagado el máster del grupo. No me lo explico. O sí. Por retomar el ejemplo clásico: el calor hace que los huevos se conviertan en pollos, pero no hay calor que sea capaz de convertir las piedras en pollos. El reportaje, por cierto, lo publicó un medio extranjero.
Jairo Marcos
Face
Twitter